27 de octubre de 2021

Transformando tu realidad con Arte, Cultura, Historia y Tradición

Breve perspectiva interestelar sobre los Alienígenas

“Interestelares son los momentos de pensar

y transformar el universo en un verso”

A.I.

Puede ser un interminable ensayo que jamás se sabe si se va a estrenar o dialogar, sin embargo, lo que vamos a escribir al respecto serán reflexiones sobre la vida extraterrestre y los viajes interestelares, tal vez sean una fantasía para algunos, pero para nosotros a quienes nos gusta indagar sobre este tipo de temas espaciales es totalmente significativo llenar de sentido cualquier idea que nos brinde conocimiento sobre esta realidad que no está muy lejana.

 

 Planetas, estrellas, distancias, efectos, sonidos, historias, galaxias, estrellas, clonaciones, viajes inter, súper, megaestelares, cosmos, funciones, supervivencia, naves, cohetes, micro y macro tecnología, cosmos, funciones, infinidades tipos de energía, de vida y de velocidades, transformaciones, innovaciones, inteligencias dormidas y múltiples (artificiales o naturales), mitos, delirios y más, nos ponen a pensar más allá de lo que conocemos de nuestra existencia terrícola.

 

Tal vez parezca realidad o fantasía, pero los viajes interestelares y vidas extraterrestres son un pensamiento y visión que no cambiaran el pensamiento del ser humano hasta que puedan descubrir el origen de todas aquellas formas y seres con los que se ha imaginado o visto el pensamiento humanoide. Las audaces caravanas volantes que lograran atravesar estrellas inmensas y desoladas rodeadas de gigantes proporciones de materia habitadas de monstruos, dragones y demonios que bien en nuestros sueños y ahora están presentes en nuestros secretos; allí donde termina nuestro mundo, donde se unen los confines de la tierra y del cielo. Y los espacios desconocidos siempre son completados por la fantasía, pero hoy día se hacen realidad.

 

Durante décadas la humanidad ha soñado con viajar más rápido que la velocidad de la luz encontrar y descubrir seres espaciales, galaxias, mundos paralelos etcétera, con la idea de  recorrer de un extremo a otro el espacio sideral y así conocer todos sus secretos. Esta idea ha sido plasmada en diversas historias que pueden parecer ficticias y reales cada vez más, desde Star TrekStar Wars  E. T, El extraterrestre, La llegada, Alien, AVATAR, Depredador, Hombres de Negro, Interestelar, Stranger Things, Tron, Lucy, El quinto elemento, Volver al Futuro, Drak, Orphan Black, Los 100, Westworld, Los supersónicos, Futurama entre otras por mencionar algunas. Al respecto, la ciencia nos ha planteado que esto es posible matemáticamente, pero imposible físicamente, pero la realidad y las cosas sobrenaturales ya nos están rebasando sabemos que el cosmos, por el cual puede propagarse la vida, ofrece un hábitat mucho más extenso y variado de lo que jamás se habría imaginado. Sin duda, los humanos no son la rama definitiva de un árbol evolutivo, solo una especie surgida en una fase temprana en la sucesión temporal de especies galácticas, con aptitudes y actitudes concretas para una evolución totalmente  diversificada, y tal vez de poca importancia a nivel cósmico, como punto de partida de una transición hacia entidades basadas potencialmente inmortales que puedan trascender las limitaciones humanas con mayor facilidad como lo son la vida alienígena.   

 

la visión de los alienigenas 

 

 Desde el siglo pasado la humanidad comenzó a observar la Tierra desde el espacio, más de cincuenta años tomando fotografías y recopilando información desde diversos ángulos, en ellas se ve la evolución y destrucción de la atmosfera, paisajes y sucesos que han trascendido en la historia. Desde Gherman Titov en 1961 quien fue primer astronauta en captar imágenes de nuestro planeta desde la estratosfera, a unos 300 kilómetros de altitud, hasta la fecha con los satélites que están en la superficie, imaginables tomas icónicas, sobre todo para los ecologistas quienes han diagnosticado la destrucción de la naturaleza, por el aspecto de la Tierra que ha estado cambiando de forma gradual. Pero por el momento esta no es la discusión sino la pregunta que nos podemos formular es; ¿Cuántos años o siglos la vida alienígena nos ha estado observando?, esta es la verdadera pregunta por la que nos debemos de preocupar hoy en día.

 

 La vida alienígena ha observado la Tierra durante millones de años, no lo sabemos exactamente, pero si podemos afirmar que las vidas planetarias; reptilianos, grises, pleyadianos, annunaki por mencionar algunos han vivido en la Tierra mucho antes de la existencia de la humanidad, muchos han sido enviados para vivir entre nosotros, otros solamente están orbitando alrededor de la tierra o hasta en la luna, sin embargo los extraterrestres saben perfectamente nuestra historia más que nosotros mismos, alteraciones, extinciones provocadas, ellos saben cuál es nuestro destino, nos seguirán observando como los experimentos que siempre hemos sido hasta alcanzar su objetivo.

 

Todos esto que se acaba de mencionar lo podemos presenciar más claro en menos de cien años, cuando la vida alienígena observe el colapso de la sociedad humana, cuando las misiones espaciales sean la urgencia número uno para la vida humana, cuando vivamos una época decisiva para la humanidad. Es ahí precisamente cuando podamos presenciar y poder aclarar algunas y non todas nuestras ideas sobre la vida extraterrestre o mejor dicho sobre las teorías de los antiguos astronautas[1].

 

Vivimos una época decisiva, la presencia de organismos, seres vivos y ancestrales se alojan en nuestro hogar, conviven con nosotros y hasta los experimentos viven en nuestros intestinos, no lo sabemos, pero lo que se puede afirmar a simple vista,  es  que nos están provocando malestares, múltiples enfermedades con diferentes tamaños que pueden alimentarse y desarrollarse en nuestras mentes. Podemos pensar que estos seres alienígenas tienen la más alta capacidad de estudiarnos que nos pone a pensar si acaso ellos han contaminado nuestros ríos, lanzado pestes, causar efectos en nuestra flora y fauna hábitos en nuestra humanidad que tal vez sean difíciles de pensar, pero cuando no existen respuestas claras esto es lo que nos pone visualizar otras perspectivas. 

 

Nuestra Tierra lleva 45 millones de siglos existiendo y le quedan muchos más. Pero estos momentos pueden ser cruciales para la Tierra y para nosotros los humanos, ya que nuestra especie tiene en sus manos el destino de nuestro planeta, la responsabilidad de mantenerla firme y protegerla de otros seres vivos, tal vez no tengamos la decisión de acabar con las inteligencias del cosmos, pero si podemos moldear el panorama de la Tierra frente a la visión de otros seres quienes pretenden simplemente observar nuestra evolución y comportamiento social y/o artificial.

 

Se dice que en el Oriente Medio han sido encontrados diversos esqueletos de grandes dimensiones, lo cual significa que estos gigantes realmente existieron, aunque no necesariamente tendrían que ser los restos de los Nefilim, sino más bien de seres humanos con cambios y/o modificaciones genéticas. Los Nefilim y Anunnaki aproximadamente tiene una altura de tres y seis metros, de modo que el hallazgo de un esqueleto de estas características supondría un antes y un después en la forma de concebir la historia humana. Los conocimientos prohibidos también incluían armas para defenderse, por lo que hemos de suponer que prácticamente  todos esos secretos de herrería y la función fueron revelados por estos seres, tanto para aprender a utilizarlos en defensa propia o como artesanía y decoración y sobre todo para invasión.

 

La tecnología o inteligencia artificial

 

En lo que va del siglo XXI nuevas tecnologías como la biotecnología,  la inteligencia artificial cada vez más desarrollada, la nanotecnología y tal vez muchas otras más que nos han ocultado los gobiernos con la capacidad determinante para explorar el espacio. Todas ellas se desarrollan tan rápido que no podemos predecir con seguridad cuáles serán los objetivos y con qué fines los realizarán, solamente sabemos hasta el momento que se utilizaran para la exploración de vida en otros planetas para encontrar un posible planeta alterno, ya que la vida en la Tierra al parecer ya tiene un pronóstico de caducidad, agregándole recientemente la quema del Amazonas que representa nuestro 20% de oxígeno y que este daño tarda demasiado en recuperarse.

 

Debemos estar abiertos a avances transformadores que hoy pueden parecernos ciencia ficción o no tanto pero después de todo, el smartphone, la web y sus derivados ya están instalados en nuestras vidas, pero habrían parecido cosa de magia hace solo veinte años, pero hoy más que nunca los avances en inteligencia artificial y los ordenadores usan métodos con fuerza inimaginable si es que así les dan órdenes y los avances en la potencia de los procesadores son los que han hecho posibles el despegado generalizado del aprendizaje de las máquinas.

La tecnología de sensores, el reconocimiento de voz, las búsquedas de información y otras están avanzando con rapidez, hasta el momento no pueden hacerse cargo de un trabajo manual porque son difíciles de automatizar, sin embargo podemos asumirles tareas rutinarias o que ya llevan cierto tiempo en práctica como; diagnósticos médicos , administración de documentos e incluso operaciones quirúrgicas, pero no hay que pensar en el futuro porque esto ya comenzó y se está desarrollando al máximo pudiera decirse retomando ciencia ficción como; Love, Death & Robots y Mejores que nosotros[2], pero una de nuestras cuestiones sociales y culturales seria, si la actual revolución tecnológica creara y destruirá formas de vida entre los humanos o podrá mantenerse la estructura pero con diferente concepto, esto es realmente lo que debe de pensar la humanidad antes de dar grandes pasos.

 

De esta manera, si los robots llegaran a ser menos torpes y limitados, acabarían por observar, interpretar y alterar su entorno tan eficazmente como nosotros, pero entonces serían considerados seres inteligentes con los que podríamos relacionarnos. Estas máquinas están instaladas ya en el imaginario popular en nuestras películas y series mencionadas arriba, sin embargo existen discrepancias acerca de la ruta a seguir para alcanzar un nivel de inteligencia humano. Unos opinan que debemos emular la naturaleza y aplicar ingeniería inversa al cerebro humano. Otros dicen que eso es tan disparatado como tratar de diseñar máquinas voladoras imitando el movimiento de las alas de los pájaros, por muy sobrehumanos que parezcan sus intelectos, nunca tendrán conciencia de sí mismos ni vida interior por lo menos hasta el momento.

 

Existen límites químicos y metabólicos en cuanto al tamaño y el poder de procesamiento del hardware de nuestro cerebro orgánico, posiblemente el ser humano está cerca de alcanzar límites no antes vistos, porque el potencial de desarrollo podría ser tan asombroso, que la cantidad e intensidad de la actividad de la evolución hacia una complejidad cada vez mayor se dará a una escala de tiempo mucho más veloz de lo que nos hemos ilustrado.

Esta inteligencia poshumana seguramente se extenderá mucho más allá de la Tierra o tal vez ya esté dentro de los mares en las civilizaciones acuáticas, que aún son un misterio, por eso mismo la perspectiva de la tecnología del futuro es otra situación a imaginar.

 

La Tecnología del Futuro

 

En los dos últimos años hemos visto naves espaciales que nos han enviado espectaculares imágenes de asteroides, rocas lunares, planetas, y hasta de poderosas nebulosas, que están diez mil veces más lejos que la Luna. A lo largo de este siglo, flotillas de pequeñas naves robóticas explorarán y cartografiarán la totalidad del sistema solar, es decir se realizara un mapa espacial, porque el paso siguiente será la minería y fabricación en el espacio, para construir en el espacio bases altamente gigantes para albergar a una población futura o tal vez para cazar a alienígenas y estudiarlos, no lo sabemos aún porque la humanidad es curiosa y esa es parte de sus singularidades de la humanidad.

 

Todo objeto hecho por el hombre que hay ahora mismo en el espacio ha tenido que ser enviado desde la Tierra. Sin embargo, a medida que avance el siglo, gigantescas fábricas robóticas serán capaces de instalar enormes placas solares y desmesuradas redes informáticas en el espacio, fabricas espaciales y hasta militares que estarán preparadas para cualquier ataque y sobre todo buscar la invasión de algún Planeta, que podrán ampliar nuestra visión de las estrellas, las galaxias y la inmensidad del cosmos.

 

¿Cuál es el papel que jugarán los humanos con la tecnología?

 

 No se puede negar que las tecnologías robóticas avanzan deprisa, lo que permite construir sondas no tripuladas cada vez más sofisticadas, entre misiones tripuladas y no tripuladas sigue siendo inmenso. La necesidad práctica de que los vuelos espaciales sean tripulados disminuye a medida que avanzan la robótica y la microtecnologia Los últimos hombres que pisaron la Luna regresaron en 1972, desde entonces, centenares de humanos han ido al espacio, pero solo a orbitar alrededor de la Tierra, a unos cientos de kilómetros de la superficie, y muchos de ellos solo se quedan a habitar la Estación Espacial Internacional.

Hoy en día las misiones tripuladas más allá de la Luna tendrán que ser financiadas por empresas de presupuesto reducido, dispuestas a asumir altos riesgos con solo ida y no regreso para experimentar y asumir cualquier riesgo, seguro que habría muchos voluntarios, impulsados por los mismos motivos ¿Cuáles?, ser los primeros humanos en habitar e invadir otro planeta sin importar el viaje de vuelta.

 

Tal vez debamos aplaudir estas iniciativas privadas en el espacio, puesto que pueden asumir riesgos que un gobierno no podría permitirse en proyectos financiados con dinero público y tal vez verlas como aventuras espaciales asumiendo todos los riesgos que puedan suceder en los viajes. En este sentid, para 2100 se prevé que el desarrollo de comunidades autosuficientes en lugares muy lejos de la Tierra también asegurara la supervivencia de formas de vida avanzadas, incluso en el caso de que nuestro planeta sufriera la peor de las catástrofes (como ya es muy notable). Pero se prevé una emigración masiva desde la Tierra abordar y no regresar hasta que este regenerada naturalmente[3]. No hay ningún lugar en nuestro sistema solar que ofrezca un entorno habitable hasta el momento, pensar que el espacio es la solución a los problemas de la Tierra es una fantasía peligrosa pero la más probable de todas.

 

El espacio es un entorno inherentemente hostil para los humanos. Por ese motivo, aunque nos interese regular la tecnología genética y cíborg en la Tierra, a los pioneros del espacio en el uso de todas esas técnicas de adaptación a diferentes atmósferas, diferentes gravedades, etcétera, simplemente deberíamos desearles buena suerte y esperanza para darle inicio a una nueva era poshumana.

 

La exploración humana quedará restringida a los planetas y lunas de nuestro sistema solar. La razón es que el tiempo de tránsito a otras estrellas usando las tecnologías conocidas excede la esperanza de vida de los humanos, y así va a seguir siendo, aunque se puedan llegar a desarrollar futuristas formas de propulsión, mediante el uso de energía nuclear, aniquilación partícula-antipartícula o presión generada por gigantescos rayos láser.

 Los viajes interestelares son una realidad pero no tan próxima hasta descubrir, estudiar y poder hurtar tecnología alienígena que hacen posible el ir y venir de dimensiones desconocidas para nosotros los humanos, el espacio interplanetario o interestelar, será el terreno óptimo en el que la inteligencia  no biológica podrá, en un futuro no tan lejano, construir gigantescos complejos excavando en lunas y asteroides. Una vez allí, estos intelectos poshumanos desarrollarán conocimientos tan alejados de nuestra imaginación como lo está la teoría de cuerdas para un ratón.

 

Estas consideraciones tienen efectos transformadores en nuestra percepción de la importancia cósmica de la Tierra. Aun cuando la vida inteligente fuera privativa de la Tierra, no hay que concluir por ello que se trate de una insignificancia en la inmensidad del cosmos. Eso nos puede parecer hoy, pero en los miles de años que quedan por delante las especies poshumanas o las máquinas creadas por ellas tendrán tiempo de sobra para observar y analizar el principio o nacimiento de demasiadas estrellas solares.

 

CÓMO PODEMOS ENCONTRAR Y VISUALIZAR LA VIDA EXTRATERRESTRE

 

 Pueden existir organismos simples en Marte, o tal vez fósiles congelados de criaturas que vivieron en el planeta en una fase anterior a la humanidad y por supuesto no descartar la vida flotando en los océanos cubiertos de hielo o en las profundidades de los océanos, o en el satélite de Júpiter y la luna Encélado de Saturno. Pero pocos apostarían por ello pero nosotros no lo descartamos ya que todo organismo se adapta y vive en sus condiciones,  por eso mismo tenemos que mirar hacia estrellas más lejanas, fuera del alcance de las sondas que ahora mismo somos capaces de construir, y poder visualizar más allá de lo que conocemos.

 

En las últimas décadas, gracias al avance tecnológico los científicos han estado observando que el cielo nocturno se ha vuelto mucho más interesante y tentador para los exploradores. Los astrónomos han descubierto que muchas estrellas, tal vez incluso la mayoría, están orbitadas por planetas, igual que nuestro sol. Estos planetas no son detectados directamente, revelan su presencia por los efectos que tienen en su estrella y se pueden localizar gracias a mediciones precisas: pequeños movimientos periódicos en la estrella inducidos por la gravedad de un planeta en órbita y atenuaciones recurrentes brillosas cuando un planeta transita delante de él bloqueando una pequeña fracción de su luz etcétera.

 

El satélite Kepler de la NASA monitorizó el brillo de 150.000 estrellas con suficiente precisión para detectar tránsitos de planetas no mayores que la Tierra. Se sabe que algunas estrellas tienen hasta siete planetas en su órbita, y también que los sistemas planetarios muestran una variedad sorprendente. De esta manera es posible que nuestro sistema solar tenga un posible gemelo de nuestra Tierra, planetas del mismo tamaño que orbiten estrellas semejantes al Sol, en órbitas con temperaturas en las que el agua ni entre en ebullición ni se congelen, todo es posible de encontrar en esta existencia espacial.

 

La existencia de estos planetas o sistemas solares nos dan la posibilidad de encontrar vida extraterrestre con las mismas capacidades que las nuestras o con semejanzas, no lo sabemos aún pero cada una tendrá su hábitat de supervivencia. Muchas estrellas son habitables pero esto no significa que estén poblados, ni siquiera por las formas más primitivas de vida, y mucho menos por algo que pudiera considerarse inteligente, o bueno por lo menos eso pensamos. No sabemos cómo empezó la vida exactamente en nuestro planeta, sigue siendo un misterio qué provocó la transición de una química compleja a las primeras entidades que se reproducían y metabolizaban y podían considerarse seres vivos.

 

 En esta transición podrían haber intervenido una combinación de circunstancias y hechos causales muy inusual, pero algo similar podría haber sucedido en muchas de esas otras Tierras. Sabemos desde tiempo atrás que el origen de la vida es uno de los grandes enigmas de la ciencia, sin embargo, eso ha cambiado por los detalles que nos ha mostrado la ciencia. Entonces sabremos cómo pudo surgir la vida y dónde investigar y también sabremos si hay algo en la base ADN/ARN específico de la vida terrestre, o si podrían existir criaturas extraterrestres con cuerpos y metabolismos que compatibilicen con los nuestros.

 

Al considerar las posibilidades de encontrar vida en otra parte debemos tener la mente abierta acerca de lo que pueda surgir y las formas que podría adoptar, tiene bastante sentido empezar por lo que sabemos y desplegar todas las técnicas disponibles para descubrir si la atmósfera de algún metaplaneta muestra indicios de una biosfera, o de alguna forma de vida. Aunque la vida simple fuera común, otra cosa es determinar sus posibilidades de evolucionar hacia algo que pudiéramos reconocer como inteligente, si es que las teorías de Darwin son viables a la inmensidad del cosmos, o tal vez el cosmos rebose de vida multifactorial.

 

La vida en otra parte podría haber desarrollado ya capacidades que superarían con creces las nuestras. Detectar una señal que fuera manifiestamente artificial sería un descubrimiento transcendental: nos indicaría que en algún lugar del cosmos hay entidades poseedoras de inteligencia y tecnología. Si llegara a producirse una detección, siempre nos preguntaríamos por su apariencia. En la cultura popular, los extraterrestres suelen representarse con apariencia vagamente humanoide,  aunque a veces tienen tentáculos o antenas con ojos en los extremos. Tal vez existan estas criaturas pero tenemos que aclarar que el tipo de inteligencia extraterrestre estará más allá de lo que imaginamos.

 

La cambiante perspectiva sobre el futuro de la vida es pertinente en toda discusión sobre búsqueda de inteligencia artificial, los recientes avances en potencia robótica han suscitado un interés creciente en la posibilidad de que la inteligencia artificial pueda alcanzar la capacidad humana en tareas intelectuales y físicas. Esto nos llevará a una mejor comprensión de los mecanismos de aprendizaje, el pensamiento y la creatividad. También se han promovido fascinantes especulaciones éticas y filosóficas sobre qué formas de inteligencia inorgánica podríamos llegar a crear.

 

Supongamos que hay muchos otros planetas en los que ha surgido vida y que en alguno de ellos se ha producido una evolución darwiniana similar a la de la Tierra, la historia de la civilización tecnológica humana se mide en siglos, y puede que en solo unos pocos siglos más los humanos hayan sido superados o trascendidos por una inteligencia inorgánica, es decir por su propias creaciones. Por tanto, lo más probable es que una señal extraterrestre no nos llegue de una forma de vida orgánica o biológica, sino de cerebros electrónicos inmensamente complejos y potentes.

 

Lo más probable es que se tratara de un subproducto o  alguna máquina supercompleja que sobrepase con mucho nuestra comprensión y cuyo origen podría remontarse hasta seres orgánicos extraterrestres o tiempos avanzados en los que la humanidad es mínima para ellos cuyo origen sea solamente un Plantea de paso y los únicos códigos que pudiéramos descifrar  serían números o señas que estén plasmadas en sus naves o comunidades, no lo sabemos pero alguna tecnología puede que sea compatible con la nuestra (solamente pensando en laguna hipótesis posible).

 

 Actualmente las comunicaciones inalámbricas se convierten en señales parecidas al ruido, en el sentido que una señal es predecible, porque hay más espacio para la compresión y se ahorra más energía en la transmisión, se puede detectar un mensaje con significado, pero no reconocerlo solamente lo podemos interpretar de acuerdo al contexto. La inteligencia está ampliamente repartida por el cosmos, sin embargo, nosotros los humanos y nuestras capacidades  solamente reconoceríamos una fracción de ella.

Puede que existan grandes y pequeños cerebros que codifiquen la realidad de modos inconcebibles para nosotros indiscutiblemente, otros podrían llevar vidas contemplativas en el fondo de algún océano planetario (como lo podemos pensar de nuestros mares, vida intergaláctica que ya existe antes de nosotros) o flotando libremente en el espacio, sin hacer nada que delate su presencia.

 

Tal vez la galaxia ya rebaso los límites de la imaginación y expectativa de nuestras cabezas,  nuestros descendientes se incorporarán a una comunidad galáctica en calidad de nuevos seres del cosmos. Nuestro planeta color azul pálido que flota en el espacio, podría ser el lugar de los más importantes en el cosmos ya que contiene diversidad de materia y elementos de trascendencia, que ya está adquiriendo una importancia cósmica de grandes expectativas, y no sería solamente una fuente de preocupación para los humanos, sino que una preocupación para nuestra Madre Tierra, en fin, es una de las motivaciones para que los viajes interestelares nos clarifiquen o vislumbren ideas.

 

 

 

UNA MOTIVACIÓN PARA LOS VIAJES INTERESTELARES

 

 Un viaje interestelar es, inherentemente de larga duración, y por tanto debemos considerar múltiples factores de evolución, como por ejemplo; que los primeros viajeros irán acompañados de tripulaciones robóticas, estarán entrenados bajo protocolos totalmente militares y entrenados para ya no regresar (no lo sé es una idea que podemos obtener de las demasiadas historias que surgen intergalácticas), pero los viajeros deben saber lo que les espera al final del viaje y qué destinos pueden alcanzar porque quizás pueden llegar a perderse en lugares inimaginables,  esta información procederá de estudios en los que se habrán utilizado telescopios aún no inventados, tecnología nueva o hecha con ayuda alienígena,  pero sobre todo sabrán si sus lugares de destino están poblados o no, y las sondas robóticas habrán localizado y buscado biosferas o planetas susceptibles de ser habitables.

 

Todo esto podrá suceder con la motivación o destrucción suficiente en la Tierra para poder realizar estos viajes y poder salir del sistema solar, no podemos predecir los objetivos que impulsarán a nuestros antecesores, pero si tenemos la idea de que no irán simplemente a conocer el lugar, sino estarán en busca de invadir y poder habitar algún planeta.

 

Los viajeros espaciales del futuro siempre podrán comunicarse con la Tierra con un cierto desfase temporal, no sabemos cuánto tiempo de diferencia será la comunicación, pero las sondas y señales tendrán que llegar al receptor También resultaría demasiado antropocéntrico limitar el interés a planetas semejantes a la Tierra, pero creo que no está de más seguir especulando y realizando teorías que parezcan de ciencia ficción: criaturas en forma de globo flotando en las densas atmósferas de planetas similares a la Tierra, enjambres de insectos inteligentes, robots, monstruos flotantes etcétera. Quizá la vida pueda florecer incluso en un planeta perdido en la oscuridad helada del espacio interestelar, cuya principal fuente de calor proceda de su radioactividad interna. Y si existe vida extraterrestre avanzada, lo más probable es que no esté en un planeta, sino flotando en el espacio interestelar sobrevolando Planteas dispuestos a invadir bajo cualquier costo. Quizá algún día sea normal convivir con vida inteligente o mejor dicho extraterrestre como en men in black, o tal vez ya este surgiendo este suceso y nosotros los humanos estamos totalmente dormidos por los medios de comunicación, no lo sabremos hasta que sea visible esta situación, por lo mientras seguiremos estando al tanto de las expectativas del avance  del tiempo.

 

EL AVANCE DEL TIEMPO Y NUEVAS LEYES

 

 El universo observable a medida que se expande estará más desierto y solitario, cada vez  más las galaxias lejanas no solo se seguirán alejando, sino que lo harán tan rápido que desaparecerán de la vista y del alcance causal y expectativa. El universo se expandirá a una velocidad que ninguna entidad futura tendrá el poder de alterar el espacio y el tiempo, o al menos eso creemos por el momento, algunos científicos especulan y predicen que podrá existir la tecnología a escala estelar capaz de crear agujeros negros y agujeros de gusano, capaces de ir y venir, o maquinas del tiempo como el DeLorean[4] , conceptos que rebasan cualquier capacidad tecnológica concebible en nuestro pensamiento, sin embargo esto causaría alterar o crear nuevas leyes esperando a ser descubiertas y con capacidad galáctica e incluso se pudieran formar las bases para eras futuras.

 

Nuestro conocimiento del espacio y del tiempo es incompleto, a ciencia cierta no sabemos con exactitud todo lo que conocemos, sino solamente lo que cabe en solo especulaciones,  porque para  formular una teoría que unifique la diversidad de teorías es una tarea pendiente para los físicos del siglo XXI , sobre todo que contenga ideas actuales, que sugieran  misterios simples y complejos, porque el espacio puede tener una estructura compleja, porque lo que hemos nombrado  como el universo y que la consecuencia fue un Big Bang, puede no ser más que una isla, un fragmento de espacio de tiempo en un archipiélago tal vez infinito. Pueden haberse producido infinidad de Big Bangs, todos ellos con la capacidad y materia suficiente que parte de este multiverso que se ha enfriado a ritmos distintos para terminar gobernado por leyes diferentes. Así como la Tierra es un planeta muy especial entre trillones de otros, a una escala muchísimo mayor, nuestro Big Bang fue también muy especial por lo menos para la humanidad.

El espacio y el tiempo pueden tener una estructura tan revuelta y confusa como la fauna de un ecosistema complejo, pero a una escala que queda fuera del alcance de nuestra capacidad de observación actual. Nuestra actualidad de conceptos de realidad física podría ser tan limitada en relación al todo como la perspectiva que tuviera de la Tierra, como una gota de agua que está repleta de vida de todo tipo cuando se pasa bajo la lente de un microscopio.

 

Tal vez seres avanzados puedan aprovecharlo y superar con creces los mejores «efectos especiales» de las películas o de los juegos de ordenador hasta el punto de replicar la totalidad de un universo tan complejo como el que creemos habitar. Pero no hay que descartar que las inteligencias múltiples alienígenas tengan el poder de formas universos virtuales en número muy superior a la realidad Así que tal vez seamos vida artificial y creer que es orgánica en un universo virtual. Este concepto abre la posibilidad de un nuevo tipo de especulaciones virtuales que nos dejan considerar y/o estudiar a profundidad lo que ya está sucediendo más allá de lo concebible y lo complejo.

 

Bibliografía:

Charrua, Raquel. (22 agosto de 2019). Como afecta al mundo el incendio en el Amazonas, en El Universal. Recuperado de: https://www.eluniversal.com.mx/destinos/como-afecta-al-mundo-el-incendio-en-el-amazonas

Cuentos cuánticos (31de mayo del 2013). ¿Viajamos a las estrellas? Recuperado de:  https://cuentos-cuanticos.com/2013/05/03/viajamos-a-las-estrellas/

Darwin, Charles. (2017). El origen de las Especies. México: Austral.

Hacyan, S. (2011). Ovnis y viajes interestelares ¿realidad o fantasía? México: FCE, SEP, Conacyt.

Hawking, Stephen.W, y Mlodinow,L. (2010). El gran diseño. Barcelona: Crítica.

Hawking, Stephen.W. y Penrose, R. (2013). La naturaleza del espacio y el tiempo. México: Debate.

Hawking, Stephen.W. (2013). Historia del tiempo. Del big bang a los agujeros negros. Barcelona: Editorial Plantea S.A.

Horack, John M. John M. (Comunicado de prensa de la Nasa 6 de marzo de 2009). La misión Kepler fue lanzada al espacio en busca de planetas similares a la Tierra. Nasa Ciencia Beta. Cabo Cañaveral, E.U: Ciencia Nasa. Recuperado de: https://www.nasa.gov/centers/ames/spanish/research/exploringtheuniverse/exploringtheuniverse-kepler.html

Navarro Faus, J. (2012). El principio de Incertidumbre HEISENBERG. España: National Geographic.

Olguín, Michel.( 25 de enero 2018). Viajes Interestelares, Posibilidad Matemática gaceta Digital UNAM. Núm. 4,934. Recuperado de  http://www.gaceta.unam.mx/20180125/viajes-interestelares-posibilidad-matematica/

Guijarro, Josep. (2015). Aliens Ancestrales. Las claves secretas de nuestra historia. España: Luciérnaga.

Ortega, Manuel. (2008). Otras Civilizaciones De otros Mundos. España: Ediciones Amatista.

Parcerisa, David. (Abril 2016).  En portada Revista AÑO CERO nº310, pp. 10-20.

Sagan, Carl. (2004). Cosmos. Barcelona: Ed. Planeta.

Torres Arzayus, Sergio. (2011). El Big Bag: aproximación al universo y a la sociedad. Colombia: Siglo del Hombre.

Torres Arzayus, Sergio. (2012).El universo. Big bang, materia oscura, estrellas, galaxias, vida. Bogotá: Magisterio.

Torrijos, Pedro. (29 de enero 2016). Las naves que nos llevaran al primer viaje interestelar. Yorokubu. Recuperado de: https://www.yorokobu.es/naves-viaje-interestelar/

Vian Summers, Marshall. (2019). Los Aliados de la Humanidad. Libro Uno. Un Mensaje Urgente sobre la presencia extraterrestre hoy en el Mundo. España: Amatista.

Wells, Herbert George. (2013). La guerra de los mundos. México: Emu (Editores Mexicanos Unidos).

[1] Aquí se le hace alusión al programa Alienigenas ancestrales presentado por Giorgio A. Tsoukalos en el canal History Channel.

[2]  Se hace referencia a series originales de Netflix que parten de la ciencia ficción, convivencia, fantasía y horror que a formado la humanidad y que puede tener consecuencias difíciles de controlar.

[3] Podemos hacerle referencia a la película de Disney WALL-E (2008) y a la serie de Warner Bross The 100, que tratan a grandes rasgos un pasado y un futuro de la Tierra.

[4] Aquí se hace referencia a la película Back to the Futrue (1985), en donde existe la posibilidad de ir y venir en el tiempo, alterar el presente, cambiar el futuro corriendo el riesgo de ya no poder regresar.

Semblanza de Luis Alexis Ibañez Aguilar:

Docente de Educación Básica en Secundaria y estudiante de Maestría en Desarrollo Educativo en la Universidad Pedagógica Nacional – Ajusco (UPN). Por un lado, e he desarrollado en el campo de la diversidad sociocultural, inclusión y No discriminación educativa, realizando planes y proyectos para ponerlos en practica dentro de las instituciones educativas. Por otro lado, me he dedicado a realizar cursos, talleres y proyectos de lectura y redacción para cualquier nivel educativo, con la intensión de poder socializar, reflexionar y despertar el gusto por la lectura, ya que estoy enfocado en el área de la lectoescritura o practicas lectoras, es por ello que una forma de despertar este enfoque es a través de escribir historias, ensayos y7o cuentos para que pueda despertar el interés a las y los lectores interesados en la diversidad de temas.